martes, 1 de noviembre de 2016

La Primavera Árabe vive en la rebelión marroquí

Por Nico Kobane

La muerte de Mouhcine Fikri -de 31 años- el viernes en la ciudad de Alhucemas, Marruecos, cuando fue aplastado por un camión porque intentaba recuperar la mercancía que le había confiscado la policía, desató la furia del pueblo, que ganó la calle de manera muy radicalizada y multitudinaria. Los uniformados habían incautado los pescados, arrojándolos dentro de un camión de desperdicios, porque alegaban la existencia de una normativa que prohibiría la pesca durante este período. La muerte de Mouhcine provocó una reacción parecida a la que explotó en Túnez luego de que otro vendedor ambulante se inmolara en 2010.

El 17 de diciembre de ese año, el vendedor ambulante Mohamed Bouazizi se inmoló en la ciudad de Túnez, como forma de protesta cuando fue despojado por la policía de sus mercancías y cuentas de ahorros. Miles se rebelaron contra las políticas del gobierno conducido por Zine el Abidine Ben Ali, quien conducía el país desde 1987. La caída de este personaje siniestro provocó un efecto contagio en el Norte de África y Medio Oriente, denominado “Primavera Árabe”, debido al cual cayeron las dictaduras de Kadafi en Libia y Mubarak en Egipto y se insurreccionó el pueblo sirio contra Bashar Al Assad, proceso que continúa en la actualidad como guerra civil. (Leer todo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario